Control del Crecimiento de las Plantas

CONTROL DEL CRECIMIENTO DE LAS PLANTAS CON  FERTILIZACIÓN

1. Un de las formas para tener plantas más bajas y compactas es reduciéndole el aporte de fosforo  (F) o nitrógeno (N). esto se puede practicar con el objetivo de reducir la altura de la planta evitando un excesivo enanismo. 

La ventaja del N para utilizarlo con este propósito, es que su reducción es muy fácil porque en el suelo no dura mucho tiempo, mientras su efecto de deficiencia se notara muy rápidamente con la reducción de tamaño.

Si se consigue reducir de forma moderada el fosforo, no se tendrá el síntoma  que si se presenta cuando se maneja el nitrógeno, el problema de las hojas amarillas. Con el manejo del fosforo se tendrán plantas más pequeñas pero serán más verdes.

Con altas dosis de fertilización se paralizara el crecimiento debido a que la solución suelo se saliniza, haciendo que la diferencia del potencial osmótico entre el suelo y el citoplasma celular aumente. 

2. El nitrógeno es el nutriente que interactúa mucho con la floración.  Para favorecer la floración hay que añadir bajas dosis de N y altas dosis de  fosforo. En  muchas plantas se origina una floración temprana cuando se baja la dosis de N.

Una dosis deficiente de N adelanta la floración mientras una dosis en exceso puede causar una floración tardía.

3. El pH del suelo es muy importante  para el manejo de la fertilización, ya que dependiendo de su valor de pH  los nutrientes van a estar en su forma disponible  para la planta, pero estas no las podrán asimilar.